Suelo radiante para casas y comunidades de vecinos

Si estás buscando una empresa para la instalación de radiadores o suelo radiante, no busques más y déjalo en manos de PANSOGAL. Nuestra empresa ofrece todo lo que puedas necesitar:

  • Porque somos una empresa con amplia experiencia en este sector y te vamos a recomendar en todo momento el sistema que mejor se adapta a sus necesidades.
  • Porque nos esforzamos en dejar los mejores acabados posibles. Solicítanos una visita guiada a una instalación y apreciarás la diferencia.
  • Personal propio y altamente cualificado.
  • Disponemos de las mejores herramientas para ofrecer al cliente el mejor acabado.
  • Solo trabajamos con materiales de primeras marcas y calidad contrastada.

¿QUE ES UN SISTEMA DE EMISIÓN DE ENERGIA?

Los sistemas de emisión de energía (comúnmente llamada “la calefacción”) son aquellos que son capaces de disipar la energía ya sea calor o frio al medio ambiente que previamente hemos generado con cualquiera de los sistemas de calefacción comentados (calderas de gas, gasoil, aerotérmia, geotérmia, biomasa o solar).

Para poder tener un ambiente controlado y climatizado de la manera más adecuada se añaden a los sistemas de emisión, elementos de control como termostatos o cronotermostatos, sondas de temperatura, sondas de humedad, etc que ayudan a mejorar el control ambiente de todas las zonas a calefactar.

Cada vivienda y sobre todo cada necesidad, determinará que tipo de sistema de emisión será el más interesante según los condicionantes particulares.

Como norma general se puede decir que los sistemas de emisión por suelo radiante son la mejor elección ya que son los más confortables y los que nos proporcionan mayor ahorro aunque dependiendo de las necesidades particulares de cada usuario puede ser que sea más indicado instalar radiadores o fanoils. En una vivienda donde se requieran cantidades elevadas de frio en verano, el suelo radiante-refrescante no será suficiente y será necesario instalar sistemas de fancoils o Split.

En rehabilitaciones de sistemas de calefacción donde no se puede instalar suelo radiante por falta de altura o porque no estaba contemplado levantar el suelo, el sistema más adecuado será el de radiador de baja temperatura o fancoil.

Hay que tener en cuenta que cada tipo de emisor debe instalarse preferentemente con la caldera que más rendimiento produzca y por ello las bombas de calor (aerotermicas o geotérmicas) deben instalarse preferentemente con suelo radiante. Si no fuese posible el suelo radiante el siguiente emisor a elegir sería el radiador de baja temperatura o fancoil. Si de lo que disponemos es de radiadores de aluminio o fundición, la bomba de calor se podría instalar con un sistema de tipo hibrido.

SUELO RADIANTE

El suelo radiante es hoy en día el sistema de calefacción por excelencia.

Está compuesto fundamentalmente por 5 componentes: Panel aislante o plancha, Tubo, Mortero, Pavimento y Colector.

Plancha aislante: Existen don grandes tipos de planchas (lisas o de nopas). La plancha lisa se utiliza aunque en menor medida ya que requiere mayor mano de obra y es muy dificil que los tubos queden perfectamente alineados. La plancha de nopas (llamada también plancha de tetones) está formada por EPS (Poliesterino expandido) y es la que se utiliza en la mayoría de las instalaciones y fundamentalmente deberá ser una plancha con una densidad elevada para que no se deteriore con el pisoteo en el momento de la instalación y para que la conductividad térmica sea baja y la resistencia térmica sea elevada. El objetivo es que el calor no se escape hacia el forjado ya que calentaría zonas que no interesan. PANSOGAL recomienda el uso de planchas con densidades de 50 Kg/m3.

Tubería: La tubería la podemos encontrar en el mercado de polietileno reticulado (PEX-a) o de multicapa (PERT-AL-PERT). Ambas tuberías proporcionan una estanqueidad muy buena al oxígeno, lo que se conoce como barrera antidifusión de oxigeno (sistema EVAL) y es importantísimo ya que al evitar la entrada de oxígeno, evitamos la formación de oxidaciones y microorganismos que formarán lodos que pueden provocar atascos en un futuro en el interior de las tuberías.

La tubería debe instalarse sin uniones y con longitudes máximas de 90-100 metros. Es importante también la distancia que dejamos entre un tubo y otro ya que a mayor distancia mayor tendrá que ser la temperatura del agua del interior del tubo y por lo tanto mayor gasto anual en calefacción. Lo habitual es realizar las instalaciones con distancias entre tubo (paso de tubo) de 10-15 cm. En lugares donde se prevé que las necesidades serán mayores o donde por las circunstancias de la obra quede poco sitio para tubo y plancha (como en los baños) se suele realizar la instalación a paso 5cm

Mortero: Encima de la plancha y del tubo se realiza un recrecido de unos 5cm para que el calor se reparta uniformemente. El mortero si es realizado en la propia obra se debe hacer lo más liquido posible para evitar que quede aire dentro del mortero ya que el aire es asilante. Habitualmente se le añade al mortero realizado en obra líquidos fluidificantes que ayudan a que en el momento del fraguado del mortero no quede aire dentro. Otro tipo de morteros utilizados y que recomienda PANSOGAL es el mortero autonivelante realizado en la planta de hormigonado e incluso se puede añadir anhidrita para mejorar su conductividad.

Pavimento: El tipo de pavimento que se instale encima del mortero quedará a la elección del cliente. Se podrá utilizar todo tipo de materiales incluso madera aunque como es lógico el mejor material para instalar con un suelo radiante es la piedra, Clinker o material porcelanico. La temperatura máxima que alcanzará el mortero será de 29ºC por lo que la sensación que debe transmitirnos es la de un suelo ni frio pero tampoco muy caliente.

Para los usuarios que les guste la madera comentarles que existen materiales porcelánicos que imitan la madera con unos acabados impresionantes.

COLECTOR

El colector es el encargado de repartir el caudal de agua desde un punto central de la vivienda a todos los tubos que forman el suelo radiante de una planta. Cada elemento que forma el colector lo llamamos “via” y de cada vía sale el tubo en dirección a alguna de las estancias a calefactar y sin ninguna unión por el camino debe volver al colector por la vía de abajo. En la foto adjunta vemos un colector de 12 vias.- La barra roja superior es el colector desde donde parte el agua mas caliente y por la barra azul llegará el agua un poco mas fría una vez cedido al ambiente el calor que transportaban los tubos.

Arriba del todo vemos la caja electrónica que será la encargada de recibir las ordenes desde los termostatos que estén instalados en la vivienda y esos termostatos darán la orden de apertura o cierre a cada cabezal y abrirán o cerrarán cada vía independientemente.

¿Estás interesado en reducir el
consumo energético de tu empresa?


VER MÁS

Termoconvectores para viviendas

Los termoconvectores son radiadores apropiados para el uso exclusivo de calefacción no funcionando para modo frío ya que carecen de un sistema de ventilador. La temperatura de funcionamiento mínima está en torno a los 45ºC y lógicamente cuanto mayor sea la temperatura de entrada del agua de calefacción mayor potencia calorífica emitirá. Estos radiadores también se pueden utilizar a mayor temperatura sin problemas.

El termoconvector funciona por la convección natural del aire y se compone de una carcasa (generalmente metálica) y de un intercambiador de calor compuesto por unos tubos de cobre a los cuales se les suelda multitud de aletas de aluminio que hacen que la superficie de intercambio entre el aire y el metal aumente y así poder emitir mas calor. Funciona de la siguiente manera; el aire más frio y que por lo tanto se encuentra a nivel del suelo se colará por la parte baja del radiador que generará una pequeña corriente de aire desde el suelo, haciendo pasar ese aire por el intercambiador de calor y saliendo por la parte alta del radiador el aire ya calentado.

Gracias a su diseño los termoconvectores funcionan solo con 45ºC y tienen sólo una décima parte del contenido de agua de un radiador convencional. De media, 2 litros en vez de 20, por radiador. Al tener poco agua se calienta muy rápido y por lo tanto el termoconvector empezará a expulsar calor mucho mas rápido que un radiador convencional justo cuando se necesita. Todo ello se traslada en un menor consumo energético y por lo tanto conseguimos mayores ahorros. Además como funcionan por convección y no por radiación las envolventes de los radiadores no alcanzan temperaturas muy altas y por lo tanto evitamos posibles quemaduras por contacto típicas de los niños.

Existen diversos modelos y formas y se pueden pedir a fábrica del color que más nos guste para integrarlos de la mejor manera con la estética de la vivienda.

Francoils para el sector residencial

Son termoconvecores a los cuales se les añade un ventilador que hace que la temperatura de trabajo del agua que circula por su interior se pueda reducir hasta los 35-37ºC. Son también los emisores apropiados para generar en verano frío y poder climatizar las estancias. Cuando se utilizan fancoils en modo frio hay que tener en cuenta que ellos mismos condensan en su interior el aire de la estancia y por lo tanto en su interior disponen de una bandeja y una salida para evacuar esos condensados. Esos condensados no es mas que la humedad que se encontraba en el aire que al ponerse en contacto con el intercambiador interior del radiador que esta muy frio (5-7ºC) condensa y licua.

Otra ventaja de tener ventilador interior es que podemos modular la potencia de este y alcanzar mas o menos rápido la temperatura de consigna de la estancia a calefactar. Habitualmente en viviendas unifamiliares solemos encontrar fancoils de pared aunque lo cierto es que también se pueden instalar integrados en el propio suelo, o en el techo o empotrándolos.

¡Te llamamos sin compromiso!

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: