Rendimiento de las placas solares en invierno

¿Los paneles solares necesitan sol directo o funcionan en invierno?

Es una cuestión sobre la que muchas personas siguen teniendo dudas, especialmente si están valorando el salto a la energía solar térmica. La respuesta tiene matices, pero es sencilla. Sí, los paneles solares funcionan también en invierno pese a la ausencia del sol directo.

Los días con sol son los más indicadas para los paneles solares, como es lógico. Pero no son imprescindibles para seguir obteniendo rendimiento de los mismos. De hecho, no es lo ideal cuando el sol se mantiene durante muchos días a altas temperaturas apuntando a tu instalación. No mejora las prestaciones, porque estos sistemas ya están pensados y adaptados a las variaciones del clima.

¿Las placas solares cargan sin sol?

Sí, por supuesto. Incluso cuando el sol no está directamente lanzando rayos a tus placas solares, estas cargan igualmente. De hecho, lo hacen con cualquier tipo de luz, incluso con la artificial. Su funcionamiento se basa en atraer diversas longitudes de ondas, incluso aquellas que consiguen atravesar las nubes. Por eso en un típico día de invierno nublado, tu instalación solar seguirá funcionando y produciendo energía.

¿Las placas solares cargan sin sol?

Rendimiento de las placas solares en invierno

Entonces, ¿cuál es el rendimiento de las placas solares en invierno? Pues ligeramente inferior al que ofrecen durante el verano, por supuesto. Pero siguen funcionando y produciendo una cantidad de energía excelente, suficiente para minimizar tus facturas de electricidad y para seguir contribuyendo a un mundo más limpio.

Otra preocupación muy habitual respecto al uso de paneles solares durante el invierno está relacionado con la lluvia. Una vez más, te sorprenderá saber que puedes seguir haciendo uso de ellos. Por un lado, son totalmente seguros aunque llueva, porque están creados con tecnología que los hace totalmente herméticos. Esto se consigue con un fuerte armazón y vidrio templado, resistente incluso a la nieve.

Como te decíamos al principio, la variación climática es incluso mejor para el rendimiento de las placas solares que días en los que solo está el sol. Así que durante un día de invierno nublado, tu instalación producirá igualmente energía, con una reducción máxima de un 25% con respecto a otras épocas del año.